Susurros en el desierto

Dios no me cambió la vida con una revelación divina ni tuve una experiencia cercana a la muerte, que no digo que no pueda pasar en casos concretos, pero lo más común entre los que acabamos creyendo en Jesús es que veamos a Dios de formas más inapreciables pero que igualmente sobrepasan nuestro entendimiento. Es algo muy típico de Dios, que cuando se quiere hacer escuchar lo hace de una forma sobrenatural pero sutil a la vez, perceptible para los que no están muertos (espiritualmente). Es lo que yo llamo los “susurros de Dios”.

En la Biblia hay una historia que me encanta y que demuestra que Dios habla y se muestra de esta manera, al menos en este pasaje en concreto. En el primer libro de Reyes, el escritor bíblico narra como Dios envío al profeta Elías a un monte para hablarle personalmente: “He aquí que Dios pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes y quebraba las peñas delante de Dios, pero Dios no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto, pero Dios no estaba en el terremoto. Y tras el terremoto un fuego, pero Dios no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro y salió, y se puso a la puerta de la cueva…” Tras el silbido apacible y delicado, sí estaba Dios.

Este mundo siempre ha sido un desierto espiritual, donde las personas han optado por lo general en ocuparse de lo que pueden ver y tocar en el presente, y despreocuparse del espíritu y de su futuro cuando esta vida termine (porque si tenemos espíritu, a algún sitio ha de ir a parar cuando nuestro cuerpo deje de funcionar). En este desierto en el que vivimos Dios no está muerto, si acaso podemos ser nosotros los que estemos muertos. En este desierto se puede escuchar, si se presta atención, un silbido suave y delicado. Es el susurro de Dios que sigue igual de vivo que siempre, a Su manera, transformando vidas y creando historias cuya dimensión solo son perceptibles a los ojos del Espíritu, pero que únicamente encuentran explicación por la obra de Sus manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s